Richarlison de nueve

Richarlison of Everton celebrates scoring the second goal against Southampton during the Premier League match at Goodison Park, Liverpool.

Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072

18/08/2018

Por tercer parón de selecciones consecutivo, Richarlison hará sus maletas para incorporarse a la selección brasileña. Tite confía en el atacante del Everton para revitalizar sus alternativas en tres cuartos, aunque el Richarlison de las últimas semanas poco tiene que ver con el futbolista que arrancó la temporada en el club azul de Liverpool. De la mano de Marco Silva -el entrenador con el que mostró su mejor rendimiento en el Watford, justo en sus primeros meses en Europa-, Richarlison está protagonizando una metamorfosis en su segunda campaña en la Premier. El brasileño empezó la temporada 2018-19 como extremo, pero en las últimas jornadas está ejerciendo de referencia ofensiva del Everton. Ya es su futbolista más adelantado. Marco Silva lo ha empezado a transformar en delantero centro.

Richarlison ha anotado seis goles en sus diez primeros partidos de Premier con el Everton. Solo Hazard, Aubameyang y el Kun Agüero han marcado más que el futbolista brasileño, que aterrizó la temporada pasada en Inglaterra como extremo izquierdo. Desde esa demarcación, Richarlison destacó por su velocidad, zancada y precisión en el disparo. Partiendo desde la banda, el ex de Fluminense intimidaba a través de su cambio de ritmo y remate, dos armas que produjeron una notable cantidad de goles para el Watford antes de que los hornets se diluyeran con el avance de las jornadas. Esas mismas virtudes las reprodujo en sus primeros minutos con el Everton: Richarlison anotó tres goles en las dos primeras semanas de Premier. Aprovechando que otros compañeros focalizaban la atención de los centrales, el brasileño solía irrumpir en zona de remate para finalizar las jugadas.

Richarlison of Everton and Willian of Chelsea during the Premier League match at Stamford Bridge, London Picture by Romena Fogliati/Focus Images Ltd 07576143919 11/11/2018
Richarlison está jugando últimamente de delantero centro. Foto: Focus Images Ltd.

Ese olfato goleador, unido a las dificultades de Cenk Tosun o Calvert-Lewin a la hora de anotar, propiciaron una prueba en el conjunto toffee. Como Marco Silva estaba contento con el rendimiento de sus futbolistas de tres cuartos, con Bernard cada vez reclamando un protagonismo mayor saliendo desde el banquillo, el técnico luso alineó a Richarlison de delantero centro en la octava jornada de Premier contra el Leicester. El experimento funcionó: Richarlison se movió por todo el frente de ataque, sacó de zona a los dos centrales de los foxes, provocó las dos amarillas que propiciaron la expulsión de Wes Morgan y marcó el primer gol en la victoria evertonian (1-2). Ahí se quedó a partir de entonces.

A pesar de no tratarse de un atacante particularmente alto (179 centímetros), Richarlison actúa como un delantero centro. No baja a recibir, ni se suma a la nómina de centrocampistas para combinar, sino que cae a las bandas y ataca los espacios a la espalda de la defensa rival. Es un futbolista idóneo para machacar al oponente a base de contragolpes gracias a su fabulosa zancada, portentosa a campo a abierto, y a lo largo de su casi año y medio en la Premier ha demostrado que no le tiembla el pulso a la hora de definir. Richarlison es frío ante la portería contraria, le pega bien con ambas piernas y no se lo suele pensar dos veces antes de disparar. De espaldas a portería no despunta en exceso, pero sí posee cierta envergadura para resistir los choques de los defensas y descargar de primeras para luego picar a su espalda en la continuación de la jugada. Sabe usar bien su cuerpo en ese tipo de situaciones para protegerse y escabullirse de futbolistas más fuertes.

Richarlison of Everton celebrates with Theo Walcott and Cenk Tosun scoring the second goal against Southampton during the Premier League match at Goodison Park, Liverpool. Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072 18/08/2018
Richarlison ha demostrado su olfato goleador tanto en el Everton como en el Watford. Foto: Focus Images Ltd.

La relocalización de Richarlison también tiene sus contrapartidas. El coste de oportunidad que asume el Everton a cambio es perder a un futbolista muy desequilibrante en la banda izquierda, con capacidad para intimidar en cualquier recepción. Si los toffees activan a Richarlison abierto en el flanco zurdo, su capacidad para producir goles es elevada. Del mismo modo, también ataca bien el segundo palo cuando las jugadas se desarrollan por el costado opuesto y emerge por sorpresa. Si un compañero fija a los centrales, Richarlison resulta más peligroso en ese tipo de acciones. Y seguramente puede intervenir con mayor frecuencia, aunque sus toques sean menos decisivos. Por otro lado, la presencia de Richarlison en punta no deja de ser un reflejo más de la pérdida de confianza de Marco Silva en sus teóricos delanteros (Tosun y Calvert-Lewin no juegan de inicio en Premier desde mediados de septiembre, mientras Niasse solo ha participado saliendo desde el banquillo).

Empezó como una prueba de emergencia y ha terminado cuajando. Al menos temporalmente. Desde que Richarlison adelantó su posición, el Everton ha sumado 10 puntos de 15 posibles en la Premier y ha potenciado a su línea de talentosos mediapuntas. Solo ha pinchado en Old Trafford (2-1) y en Stamford Bridge (0-0), dos de los estadios más difíciles del país, aunque para ganar al Crystal Palace terminó recurriendo a los denostados Tosun y Calvert-Lewin. Puede que el cambio de posición a la larga quede en una anécdota, en una situación puntual producto de las necesidades de la temporada, aunque no sería el primer futbolista que abandona la banda o la mediapunta para marcar diferencias como delantero centro. Salvando las distancias, se lo pueden preguntar a Robin van Persie o a Roberto Firmino.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Richarlison
Edad: 21 años
Equipo: Everton
País de nacimiento: Brasil
Posición: Extremo/delantero

Cada lunes, un perfil (o una historia) de un joven talento en edad sub-23.

– 5 de noviembre: Daniel Arzani
– 29 de octubre: Serginho
– 22 de octubre: Florent Muslija
– 15 de octubre: Zeki Çelik
– 8 de octubre: Krzysztof Piatek
– 1 de octubre: Ondrej Duda
– 24 de septiembre: Declan Rice
– 17 de septiembre: Angeliño
– 10 de septiembre: Giorgi Chakvetadze
– 3 de septiembre: Myron Boadu
– 27 de agosto: Rúben Dias

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

12 comments

Cada vez se entiende mejor por qué el Everton soltó una millonada este verano para ficharlo. Gran artículo, Tomás.

También es un momento en el que a veces hay que relativizar lo que se paga. Lo que hace poco parecían barbaridades ahora son “precios normales”, pues ahora parece imposible cerrar el traspaso de un buen futbolista para un club de nivel medio-alto de una gran liga por menos de 40M. Sobre todo en Inglaterra.

Gran artículo, Tomás. Que Richarlison pueda desempeñarse con solvencia en todas las zonas de ataque solo es una prueba más de que estamos ante uno de las grandes estrellas de la próxima década. No obstante, y aunque como dices el experimento de situarle de 9 está dando resultados, para mí son más los contras que los pros. 1. En transición defensiva, Digne recibe menos ayudas de Bernard que las que recibía d Richarlison extremo. 2. El trabajo colectivo de Tosun (goles al margen) era más productivo que el de Richarlison. De hecho, el turco era el atacante de la Premier con más recuperaciones de balón hasta antes de perder la titularidad. 3. El rendimiento de Walcott ha bajado en los últimos partidos, quizá porque Richarlison no tiene la tendencia de caer al costado derecho como sí hacía recurrentemente Tosun.
¡Un saludo!

A mí de hecho me sorprendió que probara antes la opción de Richarlison de nueve y no la de Walcott, que jugó durante una época como delantero en el Arsenal. En general Tosun es un futbolista que me gusta bastante, pero tengo la impresión de que en Inglaterra (o en el Everton) esperaban unas cifras superiores a nivel anotador cuando lo ficharon. Y que eso en cierta medida le está pesando a la hora de valorar su aportación, aunque por ejemplo el día que salió contra el Palace estuvo bien y fue decisivo.

Pero es cierto que esos puntos son interesantes. Aunque leyéndolo de otro modo, lo de alejarle de la banda también es una forma de mantener a Richarlison más fresco que cuando se le obliga a recular a lo largo del partido. Es un tema con muchos matices y que creo que necesitará un poco más de tiempo para ver si se queda en un cambio de posición provisional.

Interesante artículo que reflexionando sobre tal cambio puede dar lugar a mucho debate. A mí me parece un (gran) jugador con mejores condiciones para jugar en la izquierda, máxime con un sistema donde solo juega un punta. A pesar de que es cierto que tiene una definición de cara a puerta más que notable, le veo unas condiciones más puras para jugar en la banda (desborde, velocidad, habilidad…). Supongo que Digne agradecerá tal cambio por eso de tener más ayudas defensivas ahora con Bernard. De todas maneras, a mí Tosun me parece un buen jugador para la Premier porque además de ser incansable en la brega, me parece que tiene mucho gol, aunque hasta la fecha en la Premier no lo haya demostrado. Quizás un papel de segundo punta de Richarlison con el turco en un 442 me encajaría más para el brasileño.

Me gusta esa adaptación, le añade la polivalencia a sus virtudes. Futbolista joven con gol, rápido, buen tono físico y de momento rindiendo. Lo que no sé es si con Brasil jugará más en la izquierda o en punta, y por cierto, nivelazo en el ataque de la Canarinha: Ney, Willian, G. Jesús y por detrás Coutinho + Douglas, Richarlison y Firmino.

Cada vez que oigo/leo/veo a Richarlison, me acuerdo de Rulo hablando sobre él cuando yo ni lo conocía, en el Morning o en MI, no lo recuerdo. Medio en serio medio en broma, Rulo lo defendía y decía que era muy de Richarlison y, ojo, que ya esté jugando con Brasil ya dice mucho.

Pues lo apunto, que lo miré en varias páginas pero supongo que es el mismo error que se arrastra y en la web del Everton no facilitaban el dato. A mí es algo que me sorprendía, porque viéndole jugar le ponía una altura más cercana al 1,84. Eso me encaja un poco mejor. ¡Gracias por el comentario!

Deja un comentario

*