Los chicos de Cooper

Swansea City manager Steve Cooper on the touchline before kick off at the Sky Bet Championship match at the Cardiff City Stadium, Cardiff
Picture by Matthew Lofthouse/Focus Images Ltd 07703 390510
12/01/2020

El Swansea se ha abonado a tomar decisiones cuanto menos arriesgadas a la hora de elegir a sus entrenadores desde que regresó a la segunda división. En su primer curso tras el descenso en la Premier apostó por repatriar a Graham Potter, estimulante técnico inglés que brilló con el Östersunds sueco en la Europa League en una andadura que arrancó en la cuarta categoría del país escandinavo. Potter encarnaba el fútbol asociativo que tan buenos resultados había deparado al cuadro galés en los mejores años de su historia reciente. En un curso complicado, sin demasiadas estrellas tras el descenso en la Premier, Potter logró reflotar al equipo, lo mantuvo en la zona medio-alta de la clasificación, mucho más cerca de los puestos de play-off que del descenso, y renovó la plantilla con una serie de futbolistas jóvenes sin excesivo recorrido en el club hasta entonces. Daniel James, Oliver McBurnie o Connor Roberts fueron los ejemplos más representativos. Su trabajo llamó la atención del Brighton, club de la Premier, que decidió llamar a la puerta de Graham Potter y forzó que el Swansea buscara un nuevo entrenador el pasado verano. El elegido fue otro técnico sin experiencia a la hora de llevar las riendas de un club profesional en la pirámide del fútbol inglés pero con algunos éxitos a sus espaldas: Steve Cooper. Un técnico galés, especialista en el trato con los jóvenes, que se dio a conocer en Inglaterra como seleccionador de las categorías inferiores. Al mando de la sub-17, conquistó un Mundial con futbolistas como Jadon Sancho, Callum Hudson-Odoi y Phil Foden.

Con Steve Cooper en el banquillo, el Swansea está peleando por entrar en los play-offs. Sueña con regresar a la Premier League dos años después del descenso y procurará aferrarse a su oportunidad, aunque para ello necesita terminar la temporada con una buena racha y mejorar las cifras goleadoras. Solo cuatro equipos han marcado menos goles que el Swansea, aunque también cabe apuntar que únicamente cinco clubes han encajado menos dianas que los swans. Por este motivo, Cooper ha acudido este mes de enero al mercado en busca de futbolistas que le acerquen al objetivo del ascenso. No ha dudado en usar la mejor de sus bazas: su fama como formador de jóvenes talentos. La Federación Inglesa le contrató tras cinco años de trabajo en la academia del Liverpool, que lo incorporó a su club después de tres años de jefe de la cantera del Wrexham. Con 27 años ya tenía el título más elevado de entrenador homologado por la UEFA, a los 30 trabajaba en el Liverpool y a los 33 se convirtió en uno de los técnicos elegidos por la Federación Inglesa para divulgar sus nuevos métodos en el desarrollo de los jóvenes valores.

Steve Cooper manager of Swansea City celebrates in front of the Swansea fans after the Sky Bet Championship match against Wigan Athletic at the DW Stadium, Wigan. Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072 02/11/2019
Steve Cooper fue el técnico elegido para sustituir a Graham Potter al frente del Swansea. Foto: Focus Images Ltd.

Su pasado como seleccionador sub-17 de Inglaterra le ha abierto las puertas para hacerse con los servicios de futbolistas muy prometedores que todavía no han dado un paso en firme hacia el fútbol de élite. Steve Cooper dirigió a una de las mejores generaciones de los últimos tiempos en el país, la camada del 2000 que disputó la final del Europeo sub-17 en Croacia y ganó el Mundial de la categoría en la India en 2017. Y ahí ha ido a pescar entre aquellos con dificultades para asentarse en un primer equipo. El primero en llegar fue Rhian Brewster, delantero del Liverpool y máximo goleador del Mundial sub-17 de 2017. Durante un tiempo, fue considerado el atacante más prometedor de la cantera. Al poco tiempo de cumplir los 17 años se sentó en el banquillo de los reds en un encuentro de la Premier, pero lamentablemente se lesionó de gravedad dos meses después de alzar el Mundial sub-17. Una mala caída derivó en una rotura de los ligamentos de una rodilla y le mantuvo apartado de los terrenos de juego durante más de un año. Frenó por completo su momentum, aunque en los últimos meses ha ido recuperando sensaciones: se sentó en banquillo en la célebre remontada ante el Barcelona y también en la final de la Champions y esta temporada debutó oficialmente con el Liverpool en la Copa de la Liga. Ahora le llegó el momento de volar lejos del nido.

Rhian Brewster of Liverpool at the end of the UEFA Champions League Final at the Wanda Metropolitano Stadium, Madrid Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267 01/06/2019
Rhian Brewster formó parte de la expedición del Liverpool que viajó a Madrid para la final de la Champions. Foto: Focus Images Ltd.

“Hemos monitorizado su situación durante toda la temporada porque sabíamos cuáles eran los planes del Liverpool a la hora de cederlo. Fueron muy claros en verano cuando nos dijeron que no querían que saliera hasta este momento del año. Ha formado parte de culturas de alto rendimiento y éxito tanto con la selección como con el Liverpool, así que ya sabe de qué va esto”, reflexionó Steve Cooper cuando se anunció recientemente el préstamo del candidato red. Brewster, por su parte, reconoció que la identidad del técnico galés contribuyó a la hora de elegir al Swansea: “Ayuda conocer al entrenador y haber trabajado con él antes. He trabajado también con otros miembros del staff. En estos momentos este movimiento es la mejor opción para mí. Trabajar con él (Cooper) a nivel de club será muy distinto, pero sé que debo trabajar duro en el campo para que me elija y poder ayudar al equipo marcando goles”. En las inferiores, Brewster siempre ha sido un delantero con olfato, con facilidad para marcar con cualquiera de las dos piernas. No muy alto, no particularmente rápido, pero sí intuitivo en el área y ágil a la hora de armar el tiro.

Brewster acabó con el sueño americano en el Mundial sub-17.
Brewster se hinchó a marcar goles en el Mundial sub-17. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Unos días más tarde, el Swansea anunció la segunda cesión del mercado invernal. Otro futbolista campeón del Mundial sub-17 con Inglaterra, un defensa que se quedó a gol en el descuento y a una tanda de penaltis de alzar el título del Europeo sub-17 como capitán de la selección inglesa. Marc Guehi, central del Chelsea, también ha aprovechado el mes de enero para buscar una destinación a la que marcharse cedido. Como Brewster, el zaguero blue no ha llegado a debutar en la Premier aunque sí ha formado parte de alguna convocatoria de forma puntual con el primer equipo y se ha estrenado en partido oficial en la Copa de la Liga. Con 19 años, Guehi ha sido internacional en todas las categorías inferiores de la selección, incluida la sub-21, donde espera asentarse ahora que aspira a gozar de minutos de calidad en el Championship.

“No los traería si creyese que no están capacitados para jugar cualquier partido del Championship. Tengo una relación con ellos, pero aquí empezamos desde cero. Ellos lo saben”, argumentó Cooper cuando le preguntaron por la cesión de un segundo integrante del equipo campeón del Mundial en la India. El gale´s también elogió las virtudes del zaguero formado en el Chelsea: “Es atlético, pero puede jugar cómodamente con el balón. Está acostumbrado a que le pidan sacar la pelota desde atrás, a recibirla desde el portero para empezar los ataques. Defensivamente es bueno, y esa es una virtud importante en el fútbol senior. Es más maduro de lo que indica su edad. Es un futbolista calmado y cuando sea mayor será un verdadero líder y capitán”. En las categorías inferiores del Chelsea solía actuar como central en una línea de tres, que le permitía jugar más arropado, aunque sabe usar su cuerpo para ganar duelos y no suele arriesgar más de la cuenta a la hora de medir en situaciones comprometidas.

Steve Cooper y Marc Guehi.
Steve Cooper y Marc Guehi posan con el trofeo del Europeo sub-17 antes de la final. Guehi era el capitán de la selección inglés en ese torneo. Foto: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

El pasado fin de semana, tanto Brewster como Guehi se sintieron futbolistas del Swansea por primera vez. El delantero cedido por el Liverpool incluso fue titular en el derbi ante el Cardiff, que terminó en empate a cero, mientras el canterano del Chelsea se sentó en el banquillo y deberá esperar un poco más para disfrutar de su primera oportunidad con su nuevo equipo. Han caído en el club que mejor puede exprimir sus virtudes, pues ningún técnico en el Championship les conoce más que Steve Cooper, en su primer contacto con el lado más salvaje del fútbol. Lejos de la comodidad de sus respectivas academias, en partidos de verdadera presión en los que sus prestaciones marcarán el ánimo de su nueva hinchada en la semana posterior a la victoria o a la derrota, en los que los errores comprometen los objetivos deportivos de una institución. Parace el mejor aval para el primer paso de un proceso que han vivido muchos de los actuales internacionales absolutos de Inglaterra.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Curtis Nelson of Cardiff City clears the ball whilst under pressure from Rhian Brewster of Swansea City during the Sky Bet Championship match at the Cardiff City Stadium, Cardiff Picture by Matthew Lofthouse/Focus Images Ltd 07703 390510 12/01/2020
Rhian Brewster ya fue titular en el derbi contra el Cardiff. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

A la lista de cedidos ya hay que añadir a Conor Gallagher, otro centrocampista del Chelsea. No jugó el Europeo sub-17, pero sí fue partícipe del título del Mundial de 2017. Un caso muy parecido, aunque con un matiz distinto: ya ha sido titular indiscutible en el Charlton en la primera mitad de temporada en el Championship.

Deja un comentario

*