Victoria de los Spurs ante un United endeble

Kieran Trippier of Tottenham Hotspur celebrates scoring their second goal after an own goal during the Premier League match against Manchester United at Wembley Stadium, London
Picture by Andrew Timms/Focus Images Ltd +44 7917 236526
31/01/2018

Tras haber sufrido en la FA Cup para poder provocar un replay ante un equipo de cuarta división (empataron a uno en casa del Newport County gracias a un gol tardío), el Tottenham levantó los ánimos venciendo al Manchester United. Una digna cifra de 80.000 aficionados acudieron a Wembley para ver el encuentro. A las ocho de la tarde de un miércoles de enero, con un señor frío respetable. Pero el rival era el que era y nadie se lo quería perder. Los Spurs resolvieron el partido en la primera parte marcando dos goles. El marcador no volvió a moverse. De haberlo hecho muy posiblemente hubiese indicado un 3-0. El United hizo un vago amago de pelear por el partido aunque se quedó en eso, en un amago. Encajar un gol tan pronto puede ser muy duro para un equipo,  pero de todas formas, resulta complicado justificar la poca ambición de los de Mourinho, que llegaban a la cita en un buen momento.

Tantas ganas tenían los Spurs de resarcirse que a los 10 segundos de juego, se dice pronto, ya estaban por delante. El precoz gol lo anotó Eriksen. Pasa a los registros como el tercer gol más rápido de la historia de la Premier League. El récord lo ostenta otro jugador del Tottenham, Ledley King, que en el año 2000 vio portería 0.6 segundos antes que Eriksen. Este dato tardó unos minutos en verificarse. Cuando finalmente se confirmó que el suyo seguía siendo el gol más rápido de la competición, King, que defendió el escudo del Tottenham durante toda su carrera, lo celebró con un simpático tweet.

La jornada intersemanal le ha sonreído a los Spurs: no solo han conseguido sumar tres puntos frente al United, sino que también han podido disfrutar de las derrotas de sus vecinos londinenses. Su máximo rival y perseguidor en la tabla, el Arsenal, cayó en Swansea por 3-1, y también perdió el Chelsea, al que le ganó el Bournemouth en Stamford Bridge por 0-3. Esto deja al Tottenham quinto con margen de seis puntos con respecto al Arsenal y a dos puntos del Chelsea y del Liverpool, rival al que se medirán el próximo domingo. Al United, segundo clasificado, todavía lo tienen a una distancia de cinco puntos.

Tottenham Hotspur 2 (Eriksen 1, Jones 28’ p.p.)
Manchester United 0

Spurs vs Man United - Football tactics and formations

Sobre el césped se vieron sistemas espejos, aunque con matices. Ambos equipos formaban con cuatro atrás, que tampoco era una gran novedad pero siempre cabe mencionarlo tras la moda de la defensa de tres de la temporada pasada. En la medular, dos mediocentros (generalmente Matic y Dier fueron los directores del departamento de trabajo sucio de sus respectivos conjuntos; mientras que Pogba y Dembélé asumían un rol creativo con mayor libertad) escoltaban a un enganche (en el United era Lingard, que se ganó la titularidad gracias a un impresionante final de año y ya juega más veces por el centro que de extremo; en el Tottenham, Dele Alli). La principal diferencia residía en los extremos: Alexis y Martial, por parte del equipo visitante, y Son y Eriksen, por parte del cuadro local, eran sobre el papel los hombres de banda, pero el danés participó mucho por el centro, fomentando la movilidad de Son y Alli y dejando espacio en el carril diestro para el lateral Kieran Trippier. De este modo duplicó su ventaja el Tottenham: Trippier recibió solo en la banda derecha y puso un potente centro que propició que Phil Jones se marcara en propia meta. También fue importante la gran contribución del punta de lanza, Harry Kane. El nueve del United, Romelu Lukaku, era otro titán, pero tuvo una noche discreta.

El United tuvo que asumir más protagonismo tras el descanso, y así hizo durante el inicio del segundo tiempo hasta que el Tottenham logró volver a domar el partido. Los hombres de Pochettino pasaron a defender su ventaja con mayor valentía y llegaron a la recta final lanzados a por el tercer gol, mostrando una superioridad palpable. Escasos sustos en les habían dado los Red Devils en sus breves momentos de lucidez. Quizá pecaron de impulsivos, buscando con demasiada frecuencia y de forma precipitada un envío vertical que rara vez tenía continuidad. Pasados los 60 minutos de juego, José Mourinho había hecho un doble cambio: Mata por Lingard y Fellani por Pogba. Pero Mata no ocupó el puesto de Lingard en la zona central, sino que jugó por la banda derecha y Alexis ejerció de mediapunta. Fellaini, por su parte, duró ocho minutos en el campo. Se lesionó la rodilla y fue el tercer cambio del United al ser sustituido por Herrera.

Eriksen tardó 10 segundos en adelantar al Tottenham. Foto: Focus Images Ltd.
Eriksen tardó 10 segundos en adelantar al Tottenham. Foto: Focus Images Ltd.

Fue el segundo partido de Alexis Sánchez con el United, el primero en la Premier League. Había debutado el pasado viernes en el encuentro de FA Cup ante el Yeovil Town. El chileno fue abucheado por la afición local, que todo lo que tenga o haya tenido que ver con el Arsenal no lo quieren ver ni en pintura. Cuando tocaba el balón para hacer una de sus diagonales cargadas de peligro partiendo desde la izquierda o cuando provocaba una falta, que provocó varias, a Alexis siempre le acompañaba la misma banda sonora. Ni él ni ninguno de sus socios en ataque estuvieron inspirados en Wembley.

El refuerzo del Tottenham en este mercado invernal también estuvo presente en el estadio: Lucas Moura vio el partido desde la grada, pues su fichaje se había hecho oficial apenas dos horas antes del pitido de inicio. 25 años tiene el extremo brasileño y 25 millones de libras es lo que le ha costado al club del norte de Londres. En el descanso fue presentado ante su nueva afición. Lucas Moura ha dejado el PSG, un equipo saturado de atacantes, seis años después de su llegada al Parc des Princes. Esta temporada apenas ha jugado seis encuentros. Se espera que tenga más protagonismo en el Tottenham. Kane, Eriksen y Alli son inamovibles del once inicial. A Heung-Min Son, en cambio, sí que le podría disputar la titularidad. En principio todo apunta a que será un suplente de lujo en un banquillo en el que también se encuentra Erik Lamela.

Lucas Moura fue presentado ante su nueva afición. Foto: Focus Images Ltd.
Lucas Moura fue presentado ante su nueva afición. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Andrew Timms/Focus Images Ltd

Related posts

3 comments

Otra vez el United de Mourinho sin proponer absolutamente nada contra un grande fuera de casa, no falla. Así es complicado distanciarse del resto. Uno de los problemas que tenía traer a Alexis era frenar a Martial, y eso es exactamente lo que ha pasado. No se me ocurre una forma de alinear a los 3 mediapuntas sin que alguien juegue fuera de sitio, así que a ver que intentan hacer.

La “lógica” indica que el sacrificado cuando esté Lucas Moura (hace tiempo que no le veo jugar, pero era un jugador que siempre me impresionaba mucho -creo que es un muy bien fichaje-) va a ser Son, ¿no?

¿No creéis que a los Spurs lo que les falta para despegar definitivamente es una pareja de medio centros de mayor nivel?

Yo estaba justo x decir lo contrario. Estoy enamoradisimo de Dembele. Es cierto que quizá le falte más regularidad y suele lesionarse, pero cuando está en forma es sensacional. Frente al United manejó con mucha suficiencia el medio (además que lo imagino titularisimo en Belgica para el Mundial). Creo que siempre han competido por los primeros lugares y además han progresado mucho en Champions respecto del año anterior. City aparte, este año estarían nuevamente en la pelea x la Premier y eso, creo, tiene mucho merito.

Deja un comentario

*