Un plan propio

Teemu Pukki of Norwich and Adam Idah of Norwich before the Pre-season friendly match at Energieversum Stadion, Gutersloh
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
14/07/2019

El primer día del curso marcaría la tónica general de la temporada para el Norwich City. Desparpajo sobre el césped, buen movimiento de balón, elogios por el juego pero derrota y cuatro goles en contra. Aquel 4-1 en Anfield fue predictivo. Pero claro, se medían un recién ascendido contra el vigente campeón de Europa y aspirante a todo en una Premier League en la que el margen entre la parte alta y baja de la clasificación es cada vez más amplio.

Venciendo 3-1 al Newcastle United en la segunda jornada y poniendo contra las cuerdas al Chelsea en la tercera los canaries ganaron en confianza. Aunque Tammy Abraham ganase el partido para los de Stamford Bridge en el segundo tiempo. Pese a la derrota en casa del West Ham en la cuarta. Una idea que daba resultados, una plantilla joven y hambrienta que creía en ella, y una hinchada encantada. Más aún cuando vieron cómo sus muchachos ganaron al Manchester City en Carrow Road como suele hacerlo el Manchester City. Con una tranquilidad más propia de un campeón de Premier League que de un recién ascendido, jugando desde atrás utilizando los laterales, siendo letales en las llegadas al área rival. Con intensidad, con superioridad, frustrando al oponente.

Poniendo el listón demasiado alto. Habrá un escenario radicalmente opuesto cuando Manchester City y Norwich City vuelvan a encontrarse en la última jornada de liga. Para entonces, el único objetivo de los de Daniel Farke es evitar la sexta peor puntuación en una temporada de Premier League (el Watford sumó solo 24 puntos en la temporada 1999/00). Tienen 21 después de perder con el Chelsea.

“Hay varios factores por los que no hemos tenido una buena temporada”. El lunes, el director deportivo del Norwich Stuart Webber respondió a los medios después de la confirmación del descenso a Championship. “No hubo ningún fichaje que no cerráramos, pero lo que sí hicimos mal fue no mejorar la plantilla. ¿Mejorar un equipo en la Premier League sin dinero? Ya sé cómo no hacerlo. Nuestros jugadores no han sido lo suficientemente buenos, y eso es culpa mía, yo hice la plantilla. Mi trabajo no ha sido lo suficientemente bueno y estoy seguro de que aprenderemos de esta y lo haremos mejor”.

El Norwich creyó que todo era posible con la victoria frente al Manchester City. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd
El Norwich creyó que todo era posible con la victoria frente al Manchester City. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd

El declive

Burnley y Crystal Palace pusieron en evidencia al Norwich y el resto de competidores tomó buena nota de ello. Chris Wood logró los dos goles en Turf Moor una semana después de que los de Daniel Farke vencieran al Manchester City. El primero en un saque de esquina, por arriba, con fuerza. Y el segundo después de forzar la pérdida de los visitantes mientras intentaban salir desde atrás. Porque cuando no hay confianza, hay dudas y, si hay dudas, es más fácil fallar. Y los jugadores del Norwich siempre dudaron. Contra el Crystal Palace fueron varios los que rodearon a James McArthur e Ibrahim Amadou quien metió la pierna, provocando el penalti que convertiría Luka Milivojevic. Varios rodearon a Andros Townsend en la segunda parte pero nadie se atrevió a meter la pierna, y Townsend marcó. Luego llegó el Aston Villa y les metió cinco.

Mermados por las lesiones (llegaron con diez bajas al partido contra el Manchester City), sin regularidad, sin experiencia y sin confianza, los canaries cayeron al pozo y jamás lograron remontar el vuelo. Solo tres partidos más han ganado en liga: una en noviembre, otra en enero y otra en febrero, ante Everton, Bournemouth y Leicester respectivamente.

Una de las notas positivas de la derrota en Anfield en la primera jornada, no pareció serlo tanto tras la derrota ante el West Ham con la que certificaron su regreso a la segunda categoría inglesa. “Nuestra alineación hoy era más o menos la misma que en Championship la temporada pasada”, destacó Daniel Farke tras la derrota ante los hammers. “Solo faltaron algunos jugadores clave porque están lesionados, como Christoph Zimmerman y Grant Hanley. No es realista tener éxito así a este nivel. Estaba completamente comprometido con esa idea porque es importante para el futuro a medio y largo plazo del club”.

El Norwich ha mantenido a Daniel Farke (izquierda) en el cargo a pesar de ser colista durante buena parte de la liga. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd.
El Norwich ha mantenido a Daniel Farke (izquierda) en el cargo a pesar de ser colista durante buena parte de la liga. Foto: Paul Chesterton/Focus Images Ltd.

Seguir el plan

Es lo mejor que tiene el Norwich City que ofrecer a su hinchada. Un plan. No rompieron la hucha buscando el ascenso como suele ser habitual entre los equipos que buscan dar el salto a la Premier League. La estrategia de Stuart Webber se basa en dar oportunidades a los jóvenes, dando salida luego a los más destacados. Un modelo que busca la autosuficiencia. Un modelo realista. Descender entraba en los planes, por ello el club no hipotecó su futuro con contratos desproporcionados, y sí incluyó cláusulas razonables.

Un paracaídas que pretende evitar males mayores, como los que sufrieron equipos como Bolton Wanderers, Wigan Ahtletic o Sunderland más recientemente. No quieren encadenar descensos en Carrow Road, sino regresar lo antes posible. Es el equipo que más veces ha descendido de la Premier League, cinco. Pero si logran regresar pronto a la élite sería la quinta vez que lo logran. Y nadie ha conseguido tantos ascensos a la Premier League. Uno de los llamados equipos ascensores, pero uno con aspiraciones.

“Es un momento duro pero al mismo tiempo hemos sido realistas, hicimos un plan teniendo en cuenta lo que pudiese ocurrir”, explicó Webber el lunes. “Habrá gente que prefiera un debate sobre nuestras raíces o nuestra marca, o lo que deberíamos hacer, a quién echar y un sinfín de conflictos internos echándonos la culpa unos a otros”.

Calma. Que no cunda el pánico. Daniel Farke seguirá en el cargo. Lo confirmó el propio director deportivo: “El año que viene estaremos en Championship. ¿Por qué no contar con el tipo que ganó la liga con 94 puntos y sacó el club adelante? Que no le echen la culpa a él, que me la echen a mí. Ha hecho lo mejor que ha podido con un grupo de jugadores que al final no era lo suficientemente bueno”.

El Noriwch City compitió en la Premier sin reforzar apenas el equipo que ascendió. Foto: Michael Sedgwick/Focus Images Ltd
El Noriwch City compitió en la Premier sin reforzar apenas el equipo que ascendió. Foto: Michael Sedgwick/Focus Images Ltd

La reconstrucción empezó antes del descenso

Hace meses que varios futbolistas llamaron la atención de potenciales compradores, hace meses que se sabe a quién será más fácil dar salida. Por ello la reconstrucción del equipo empezó antes de que se confirmase la debacle. Es tan clara la necesidad de reforzar el centro del campo con músculo y mordiente como que Jacob Sorensen, del Ebsjerg danés, será quien se encargará de esa tarea la próxima temporada.

En otra dirección podrían salir quienes más han brillado en la presente campaña. Como el mediapunta argentino Emiliano Buendía, el central Ben Godfrey que podría terminar en la Bundesliga y especialmente Todd Cantwell. El futbolista de 22 años ha sido uno de los principales protagonistas del éxito que el Norwich ha degustado estas dos últimas campañas.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Hay varios jóvenes más que ya han hecho la maleta, pero que han puesto rumbo al condado de Norfolk: Sam McCallum, Melvin Sitti y Daniel Sinani. Hay más. Hace varias semanas que el fichaje del joven del Sunderland Bali Mumba se anuncia como inminente. En la agenda de Webber también están los nombres del internacional estadounidense sub20 Sebastián Soto o el canterano del Arsenal Matthew Dennis. Savia nueva en todas las líneas del campo. Evitar la resaca del descenso incorporando a jugadores que no la sufrieron. Un nuevo paso en un mismo camino.

Se buscan grandes éxitos con grandes inversiones y en muchos casos se acaban encontrando grandes fracasos. En Norwich prefieren otra ruta, una hecha a su medida. Uno en el que confíen. “¿Cambiará Daniel el estilo de juego?”, le preguntaron a Stuart Webber en la charla digital del lunes. “Espero que no, eso sería un problema”, contestó el director deportivo de los canaries. “Llevamos trabajando de esta manera durante tres años. ¿Que si necesitamos mejorar la plantilla? ¡Por supuesto!”.

Foto de Portada: Paul Chesterton/Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*