Bayern-Liverpool: donde se forjan las coronas

Bayern Munich fans during the UEFA Champions League match at Allianz Arena, Munich
Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019
15/02/2017

El viejo y el nuevo orden europeo calibran su presente en Múnich en busca de una plaza en los cuartos de final de la Liga de Campeones. El Bayern, otrora dominante en el continente, se exige no flaquear ante su público en un partido decisivo para medir cuán profunda debe ser su reformulación el próximo verano. Los últimos resultados del representante alemán invitan al optimismo, pues los hombres de Kovac han alcanzado al Dortmund en la cima de la Bundesliga y el 0-0 de la ida en Anfield puede considerarse un notable refuerzo anímico para el frágil proyecto encabezado por el técnico croata. Sin embargo, las bajas confirmadas de Müller, Robben, Tolisso y, sobre todo, la del multitarea Kimmich, unidas al delicado estado físico de Coman, quien se ha recuperado in extremis para afrontar el desenlace de la eliminatoria, siembran dudas en el entorno del gigante germano. En paralelo, este ramillete de ausencias permite al cuerpo técnico aclarar el panorama: Rafinha será titular en el lateral derecho y Ribéry abrirá el campo por el perfil izquierdo. Lo demás es de sobra conocido: Kovac se fía de Neuer, Hummels, Süle y Alaba, mantiene su apuesta por Javi Martínez, Thiago y James como trío en la medular y le da galones a Gnabry para poner en aprietos a Robertson cuando el lateral escocés decida aventurarse a posiciones de ataque.

Conocedores del potencial ofensivo en manos de Klopp, en Alemania se preguntan si Lewandowski podrá equilibrar la balanza superando en el área contraria a Van Dijk, mariscal de mariscales. Buena parte de las aspiraciones del Bayern pasan por la precisión del delantero polaco en el remate. Punta de lanza de un equipo menos eléctrico y vibrante que antaño, donde el orden defensivo y el trabajo de Javi Martínez como eje por delante de la pareja de centrales se presumen básicos para sobrevivir al vendaval red, resultará interesante averiguar si el ‘9’ nacido en Varsovia logrará imponer su ley. No lo consiguió en la ida, cuando los alemanes asomaron la cabeza en las inmediaciones de la portería defendida por Alisson y protegida por Fabinho y Matip ante las ausencias de Van Dijk, sancionado, y de los lesionados Lovren y Joe Gómez. Recuperado el neerlandés, un bastión inexpugnable desde su aterrizaje en Merseyside, el reto para el máximo goleador extranjero en la historia de la Bundesliga aumenta en varios grados su dificultad.

Robert Lewandowski of Bayern Munich celebrates after scoring a goal during the UEFA Champions League match at Allianz Arena, Munich Picture by Yannis Halas/Focus Images Ltd +353 8725 82019 15/02/2017
Robert Lewandowski, delantero del Bayern Múnich (Foto: Yannis Halas/Focus Images Ltd).

Clasificado el Manchester City para cuartos, el Liverpool se encuentra en disposición de completar el póquer de clubes ingleses presentes en el sorteo de este viernes en Nyon. Manchester United y Tottenham terminarían de darle forma al puzle de la Premier, el jardín de Salah, Mané y Firmino cada siete días. Todos los ojos apuntan al trío de avispas rojas, no solo una de las mejores delanteras del continente en los últimos 18 meses, sino la más completa y equilibrada. Aunque ninguno de los puntas reds pase por un momento de extrema brillantez, a buen seguro los abultados triunfos sumados ante Watford (5-0) y Burnley (4-2), con el 0-0 en Goodison como inoportuno paréntesis, habrán reforzado la moral del ataque de Klopp. La prueba definitiva llega ahora a domicilio, donde el Liverpool ha mostrado su peor cara durante todo el curso. Lejos de Anfield, han caído ante el Nápoles, el Estrella Roja, el Paris Saint-Germain y el Manchester City, y han empatado frente al Everton, el West Ham, el Arsenal, el Manchester United y el Chelsea. Las tablas con goles beneficiarían en este caso a Klopp y sus pupilos, firmes candidatos a reeditar su presencia en la gran final si superan el todo o nada en Baviera. Salir indemnes de la visita al Allianz Arena no solo sería un estímulo en la carrera por disputar el título continental en el Metropolitano, sino que también espolearía al equipo de cara afrontar al alza la recta final de la liga inglesa, el gran anhelo de la institución.

El técnico germano no podrá contar con Gómez ni con Oxlade-Chamberlain, ambos lesionados, y ha sufrido un importante contratiempo de última hora: Naby Keita no ha viajado a territorio alemán como consecuencia de unas inoportunas molestias contraídas en el último entrenamiento celebrado en Melwood. Sí se han desplazado junto al grueso del grupo Alexander-Arnold y Milner, ambos entre algodones. Los dos superaron sendos tests físicos antes de tomar el avión rumbo a Múnich. Las grandes incógnitas se ciñen al centro del campo, donde Fabinho parece tener una plaza asegurada como mediocentro. Por delante, Henderson, Wijnaldum, Lallana y Milner compiten por los dos puestos de interiores en el 4-3-3 tan característico de Klopp. La falta de capacidad inventiva en una medular apta para perseguir y destruir pero limitada cuando se le exige crear y distribuir puede volverse en contra de un Liverpool en el que Shaqiri ha perdido presencia como revulsivo. Pronto saldremos de dudas.

Virgil van Dijk of Liverpool warms up prior to the UEFA Champions League match against FC Porto at Anfield, Liverpool. Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072 06/03/2018
El regreso de Virgil van Dijk es un alivio para Klopp (Foto: Michael Sedgwick/Focus Images Ltd).

Alineaciones probables: Bayern-Liverpool, miércoles 13 a las 21:00h

Bayern vs Liverpool - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Espero que el Bayern haga su trabajo como no lo hizo el PSG… 4 equipos ingleses en cuartos me hace temer un repunte de fanboys que va a ser difícil de digerir.

Deja un comentario

*