Cuantos menos toques, mejor

piatek-cabeza Polonia Genoa Marcadorint

A día 8 de octubre de 2018, el Genoa ha disputado 8 partidos oficiales y ha marcado 16 goles. Trece los ha metido Krzystof Piatek, que no se ha quedado un solo día sin celebrar un tanto. Cuatro dianas en su debut oficial en la Coppa y siete jornadas seguidas de Serie A perforando las redes rivales. A riesgo de gafarle y que no vuelve a marcar, no podía retrasarse más su aparición en este espacio. Krzystof Piatek es una de las sensaciones del primer trimestre de temporada en Europa y lo merece más que nadie.

El primer futbolista en marcar cinco goles en sus primeros cuatro partidos de Serie A desde Shevchenko en 1999, el primer jugador de la historia del Genoa que marca en las primeras cinco jornadas de la Serie A, el primer futbolista que marca las siete primeras jornadas desde Batistuta en 1994. Piatek aterrizó en el Genoa este verano y de momento no se cansa de pulverizar récords. Este fin de semana volvió a ver portería contra el Parma para seguir ampliando su catálogo de hitos y mantener durante un par de semanas los mismos interrogantes que rodean la figura del delantero polaco. ¿Es un ariete de clase mundial que había pasado desapercibido en el fútbol polaco? ¿Ha entrado en trance y se trata solo de una racha, de un momento de forma excepcional y más duradero de lo habitual? ¿Repetirá cuando se enfrente a uno de los aspirantes al título? El primer partido tras el parón de selecciones es la visita a la Juventus.

Piatek.
Piatek es una de las sensaciones de la temporada en Europa.

Pero volvamos al principio. ¿De dónde ha salido Piatek? El Genoa peinó uno de los mercados favoritos de los clubes italianos, Polonia, para hacerse con los servicios del tercer máximo anotador de la liga local la pasada temporada. Se fijó en el delantero centro del Cracovia, un equipo que peleó por la permanencia. Sus cifras destacaban: solo le superaban los españoles Carlitos e Igor Angulo, en clubes más poderosos, y solo se acercaba a sus registros un ariete local, Marcin Robak, que sobrepasa de largo la treintena. En total, 21 goles en 36 partidos. Nueve de sus goles llegaron en lanzamientos desde el punto de penalty, una de sus especialidades, pero sus prestaciones fueron a más con el avance de la temporada. Piatek anotó 12 dianas en los 16 partidos disputados con el Cracovia en 2018. Nawalka lo incluyó en la lista preliminar para el Mundial, pero no superó el último corte. Antes de que empezara la Copa del Mundo, el Genoa ya había cerrado su fichaje por un montante entre los cuatro y los cinco millones de euros.

Krzystof Piatek ha trasladado a Italia el fabuloso estado de forma con el que terminó la temporada pasada. Le sale todo. Podría conducir de noche por una gran ciudad con todos los semáforos en verde, uno tras otro, hasta llegar al destino sin detenerse ni una sola vez. Tirar 50 veces una moneda al aire y que siempre salga cara. Encontrarse un billete arrugado en el bolsillo de una chaqueta del año pasado. Posee el olfato propio del goleador insaciable y el punto de confianza del delantero en racha. Sin embargo, detrás del máximo artillero de la Serie A encontramos también un ariete con buenos fundamentos, algo básico para destacar en su oficio. Una base que le acerca al gol.

Piatek.
Piatek pelea por un balón en una imagen de archivo del pasado Europeo sub-21 de 2017.

“Sobre el césped, pienso constantemente cómo puede desarrollarse la jugada, dónde necesito posicionarme para recibir un pase. A menudo eso sucede y se cumple. En Italia había un delantero al que el balón parecía caerle siempre: [Pippo] Inzaghi. Me gustaría que me ocurriera algo parecido”, explicó Piatek recientemente en una entrevista en La Gazzetta dello Sport. Describió a la perfección su mejor virtud: su inteligencia para moverse y desmarcarse. El polaco es un delantero sigiloso, que se aleja de forma discreta de la jugada para emerger solo en el momento decisivo. Bien porque le cae el balón sin ningún defensa cerca, bien porque luego ataca la zona donde caerá la pelota desde atrás. Sabe ubicarse en el área, atesora sensibilidad para infiltrarse entre las piezas del entramado defensivo (entre centrales o entre central y lateral) y ataca de maravilla el primer palo en los centros desde la banda. No es particularmente alto, pero gira bien el cuello para rematar de cabeza.

Otro aspecto llamativo en la relación de Piatek con el gol es su frialdad en la definición. No solo busca las esquinas cuando remata ante el portero, sino que casi siempre ajusta los remates abajo, cerca del poste. Los coloca donde resulta más difícil para el portero, tanto cuando usa el interior como cuando imprime mayor potencia con el empeine. Arma primero el tiro y pregunta después, sabe usar su cuerpo para chocar, ganar y proteger su posición y es habitual ver goles de Piatek en los que se abre el espacio con un movimiento con el cuerpo y luego suelta el latigazo colocado a la cepa del poste. Estas virtudes también le han permitido sacar petróleo en algunas ocasiones en las que va a presionar o pelea por balones divididos con los defensas en acciones que terminan en jugadas de peligro. Sin tratarse de un delantero rápido o escurridizo, sí sabe girarse para disparar en un abrir y cerrar de ojos.

Piatek todavía no ha disputado ningún partido oficial con la selección de Polonia.
Piatek todavía no ha disputado ningún partido oficial con la selección de Polonia.

En un equipo que le abastece de centros laterales y le suministra suficientes oportunidades para disparar, Piatek puede garantizar una cantidad de goles interesante. Domina el juego aéreo, posee olfato y también es fiable desde el punto de penalty. Es letal cuando la jugada requiere una finalización rápida, aunque es menos útil en otras facetas del juego. Por ejemplo, es un delantero fuerte en el choque, pero su margen de mejora en la asociación es elevado: entiende cuándo descargar de espaldas a portería y elige buenas opciones para tocar de primeras, pero sus devoluciones no son perfectas. Tampoco se trata de alguien con capacidad para regatear o sacar goles de la nada si no goza de un mínimo de compañía.

A base de goles, Piatek se ha ganado un sitio en las convocatorias de la selección polaca aunque todavía no se ha estrenado en partido oficial. Hace poco más de un año era un delantero secundario en el equipo sub-21 que disputó la fase final del Europeo ante su hinchada y ahora parece un futbolista destinado a ganar peso en el combinado absoluto tras la decepción en el Mundial de Rusia. Resultará interesante descubrir cómo piensa mezclar el seleccionador Jerzy Brzeczek a tres atacantes del calibre de Lewandowski, Milik y el propio Piatek si mantiene este ritmo de acierto de cara a portería. Las cifras hablan por sí solas: en 2018, sumando su paso por el Cracovia y el Genoa, Piatek ha marcado 21 goles en 24 partidos. “Solo tengo un objetivo: marcar en cada partido. Esto no significa que siempre tenga éxito, se trata solo de la mentalidad con la que quiero saltar al campo en cada partido”, confesó el polaco en La Gazzetta. No anda demasiado lejos.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Krzysztof Piatek
Edad: 23 años
Equipo: Genoa
País de nacimiento: Polonia
Posición: Delantero

Cada lunes, un perfil (o una historia) de un joven talento en edad sub-23.

– 1 de octubre: Ondrej Duda
– 24 de septiembre: Declan Rice
– 17 de septiembre: Angeliño
– 10 de septiembre: Giorgi Chakvetadze
– 3 de septiembre: Myron Boadu
– 27 de agosto: Rúben Dias

Fotografías: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

5 comments

Cómo bien dices Tomás, el artículo era ya necesario. Seguro que no le gafas. Me gustaría preguntarte por la forma de jugar del Genoa. Quiero decir, qué esquema y tipo de juego? Para saber cómo está potenciando o aprovechando sus virtudes.

No juega a nada. De hecho, acaban de echar al entrenador Ballardini, para volver a traer a Juric (como ya estaba en la nomina…), que tiene fama de jugar un futbol vistoso.

Veremos el limite que tiene este chico, la verdad es que su irrupción en un escaparate más vistoso, como es la Serie A, ha sido devastador. Los datos que le igualan a Shevchenko y Batitusta deberían asustar a más de uno, pero por sus declaraciones se le ve muy ambicioso. Sera interesante seguir su evolución este año.

Deja un comentario

*