Hiperactividad al servicio de Antonio Conte

Barella  Italia sub19 MarcadorInt

El Inter realizó la definición más certera del fútbol de Nicolò Barella en un breve vídeo de presentación para sus redes sociales que apenas duraba unos 50 segundos. Un tipo iba haciendo filigranas callejeras a su antojo, en una exhibición de malabares, hasta que aparecía una pierna que se lanzaba al suelo en el momento más inesperado y le rebañaba la pelota de forma certera. Ese era Barella, el futbolista incorporado procedente del Cagliari, un tipo duro a pesar de su juventud y que se ha hecho respetar en sus tres primeras temporadas completas en la Serie A hasta el punto de convertirse en un fijo de la Azzurra en la renovación que está llevando a cabo Roberto Mancini. Crédito no le falta para intentar ganarse a Antonio Conte en su nuevo Inter de Milán.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Nicolò Barella es, ante todo, un centrocampista todoterreno. Un futbolista hiperactivo, inquieto, que no para de moverse en el centro del campo. Brilla especialmente cuando le brindan libertad para incorporarse y pisar zona de remate, un rol que también ha desempeñado en la selección italiana. Barella es un interior de vuelo, con ida y vuelta y pulmones para repetir esfuerzos, que aporta profundidad a partir de sus movimientos de ruptura. Este futbolista nacido en Cagliari carga zona de remate y empuja a las defensas rivales hacia su propia portería con sus movimientos, virtudes que le convierten en un centrocampista que también aporta goles a su equipo. Cuando se asoma en la frontal del área también es descarado para armar el remate desde la media distancia.

Barella.
Barella ha fichado por el Inter este verano.

Esa energía ofensiva también se traslada en las tareas de contención, en las que Barella se desempeña con gran intensidad. Barella es agresivo sin la pelota y busca recuperarla de inmediato, a menudo de forma demasiado feroz. En sus tres temporadas completas con la Serie A ha alcanzado las diez cartulinas amarillas y en sus últimos cuatro cursos ha visto al menos una tarjeta roja. Va al suelo a menudo, no mide bien sus entradas y suele pasarse de frenada, normalmente debido a un exceso de ímpetu en cada intervención. Es un jugador apto para presionar arriba, aunque también asume riesgos y se pierde varios encuentros cada campaña por sanción.

El retrato robot de Barella encaja con otros centrocampistas de ida y vuelta que han pasado por las manos de Antonio Conte en los últimos tiempos, como Arturo Vidal en la Juventus, Marco Parolo en la selección italiana o en menor medida N’Golo Kanté en su Chelsea, con roles más o menos parecidos. Activos interesantes para morder al rival de forma agresiva arriba, centrocampistas que aparecen por sorpresa en el área rival y privilegiados físicos para abarcar muchos metros y jugar durante 90 minutos a alta intensidad. En el caso de Barella, además, el nuevo futbolista del Inter también atesora cierta calidad en las combinaciones rápidas. No es un centrocampista especialmente creativo en los toques, con una calidad diferencial para filtrar el último pase, pero sí es bueno en las asociaciones cortas, en espacios reducidos, por ejemplo a la hora de tirar paredes y poner el piloto automático hacia el área contraria. Sin ser un cirujano en el pase decisivo, ni tampoco un cerebro creativo, mueve la pelota con premura.

Barella Italia sub19 MarcadorInt
Barella es un fijo en los planes de la Azzurra desde que llegó Mancini.

El bagaje de Nicolò Barella en el último año con la selección absoluta minimiza el margen lógico de dudas que generaría el salto de calidad que supone para todo jugador de un equipo de la zona baja como el Cagliari fichar directamente por el Inter, sin ningún paso intermedio. En la Azzurra ha adoptado un rol secundario pero coral, clave para compensar los defectos de algunos compañeros y para añadir algunas virtudes que no abundan entre los futbolistas de mayor calidad, y al mismo tiempo esos encuentros han servido de fogueo en un entorno más competitivo. Parece una pieza fija para Mancini y ahora espera serlo también para el Inter de Antonio Conte, que lo incorpora con una fórmula típica del Calcio como es la cesión con obligación de compra el próximo año. A los 22 años, las condiciones futbolísticas de Barella parecen ideales para que las potencie Conte.

Foto de portada: MarcadorInt/T. Martínez (Todos los derechos reservados).

Related posts

3 comments

Veis al Inter con defensa de cuatro o con tres centrales? La pareja Lautaro – Lukaku es interesante, muy distintos pero con opciones de complementarse de maravilla.

Es una buena pregunta. Yo creo que tiene a tres centrales para poner esa línea atrás, más todavía con el fichaje de Godín. Con De Vrij y Miranda, puede formar una buena defensa para amoldarse al esquema que mejor le ha funcionado siempre a Conte.

Miranda se ha ido a China, estaba pensando en una línea de tres centrales formada por Godin, Skriniar y De Vrij. Una opción mas que sería a tener en cuenta.
No tengo claro si Conte en ese caso usaría carrileros o volantes. Los laterales son lo más flojo de la plantilla, y tras vender a Perisic el potencial en las bandas se resiente. Funcionaría el equipo con Joao Mario y Politano o Lázaro en las bandas?
Arriba, como decía, sí veo perfecta la pareja Lautaro – Lukaku. Si Conte ha prescindido de Nainggolan y Perisic, hará lo mismo sin problema con Icardi.
En un medio con tres hombres, apostaría por Brozovic, Vecino y Barella, por mucho que Valero me siga pareciendo un jugador necesario.

Deja un comentario

*