Once ideal del Sudamericano sub-20 de 2019

Ecuador ganó el Sudamericano sub-20.

Ecuador hizo historia y ganó por primera vez el Sudamericano sub-20. La selección tricolor se impuso en el Hexagonal Final tras ganar a Venezuela en la última jornada, aprovechando así el tropiezo posterior de Argentina ante Brasil. El campeón está representado por tres futbolistas en el once ideal confeccionado por la redacción de MarcadorInt. Argentina y Uruguay también colocan a tres jugadores en la alineación, que completan un jugador de Brasil y otro de Venezuela.

Artículo relacionado: Conclusiones del fin de semana, con balance del Sudamericano sub-20

xi-sudamericano-sub20-2019-bis

Phelipe Megiolaro (Brasil, Grêmio)

El mejor futbolista de Brasil en el torneo. Ayudó a su selección a superar la primera fase con paradas en momentos comprometidos y mantuvo sus esperanzas de clasificación para el Mundial sub-20 hasta la última jornada con otras actuaciones destacadas en el Hexagonal Final. Sobrio bajo palos, seguro en la mayoría de facetas y brillante en las estiradas, es un guardameta que alcanza todas las esquinas de la portería y a menudo intimida al delantero rival en disparos cercanos. Es ágil, rápido en la reacción en disparos cercanos y uno de los únicos focos de esperanza en una selección que ha estado por debajo de las expectativas.

Pablo Bonilla (Venezuela, Portuguesa)

Regular de inicio a fin, un indiscutible en los onces de Dudamel en el lateral derecho. Bonilla destaca por su motor ofensivo. No para de subir la banda, pisa línea de fondo, es bueno en la conducción y le gusta centrar en el último tercio. Es peligroso tanto cuando aparece conduciendo la pelota como cuando emerge por sorpresa tirando movimientos de ruptura. Su velocidad también le convierte en un defensa difícil de rebasar en el uno contra uno.

Nehuén Pérez (Argentina, Atlético de Madrid)

El Atlético aseguró su fichaje hace unos meses y en el Sudamericano sub-20 Nehuén Pérez se ha encargado de demostrar las razones por las que el club colchonero apostó por él. Lideró la retaguardia albiceleste tanto por su carácter como por sus virtudes defensivas. A Nehuén Pérez le gusta anticiparse al delantero rival, es incómodo en la marca y rara vez baja el nivel de concentración. Está pendiente del adversario, le suele ganar en el juego aéreo y además es capaz de defender a campo abierto con bastante soltura.

Argentina y Uruguay aún no tienen garantizada una plaza en el Hexagonal final del Sudamericano sub-20. Foto: MarcadorInt.
Argentina y Uruguay acudirán al Mundial sub-20. Foto: MarcadorInt.

Jackson Porozo (Ecuador, Manta FC)

Todo un portento físico. Goza de un físico dominante en la categoría sub-20 que le permite imponer su ley en la mayoría de partidos. Poderosísimo en los choques y en el juego aéreo, Porozo ha parecido infranqueable en algunos partidos de la selección de Ecuador. Cuando los partidos se rompen, casi siempre destaca por su zancada y velocidad. Pese a ser un zaguero bastante impetuoso, su rendimiento a lo largo del campeonato ha sido bastante regular y no se ha cargado con cartulinas amarillas.

Maximiliano Araújo (Uruguay, Montevideo Wanderers)

Pese a que en algunas bases de datos previas al torneo se le catalogaba como un futbolista de perfil más ofensivo, Araújo ha brillado en el lateral izquierdo. Es un lateral que encaja con el tipo de jugadores que produce su país. Intenso en el trabajo defensivo, no baja la guardia casi nunca. Siempre está enchufado, pendiente de atacar el balón y la marca. Es pegajoso en el uno contra uno, vigila a su adverario más cercano y entra con decisión en todas las disputas. A menudo las gana. También es intuitivo a la hora de tapar líneas de pase o cerrar el segundo palo.

Nicolás Acevedo (Uruguay, Liverpool Montevideo)

Consistente a lo largo de todo el campeonato, ha sido uno de los jugadores más regulares de Uruguay. Mediocentro posicional en el doble pivote charrúa, ha dado equilibrio a su equipo. Ha jugado los nueve partidos, de cabo a rabo, y ni siquiera ha visto una tarjeta amarilla a lo largo de su participación. Jugador sobrio en sus intervenciones pero muy inteligente sobre el terreno de juego, mueve la pelota de forma sencilla pero eficaz. Combina a pocos toques, suelta el balón rato, no se mete en líos y si tiene tiempo es capaz de filtrar pases verticales a quien se mueva entre líneas. A nivel defensivo, se coloca muy bien sobre el césped para robar e interceptar pases rivales y tiene intuición para ganar balones divididos y segundas jugadas.

Santiago Sosa (Argentina, River Plate)

La réplica argentina de Acevedo. Futbolista de características muy parecidas que fue fundamental para que la Albiceleste desplegara su mejor fútbol en el Hexagonal Final. Mediocentro posicional de buena colocación sobre el césped, guardó la posición para que Aníbal Moreno dispusiera de mayor libertad para incorporarse en ataque y saltar a la presión adelantada. Solo se bastó para administrar el centro del campo argentino, donde también distribuyó el balón con criterio. Ante la ausencia de varios centrales entre lesiones y sanciones en las últimas jornadas, incluso jugó los dos últimos partidos como central.

Julián Álvarez (Argentina, River Plate)

Ya empezó a jugar con River Plate en los últimos meses e incluso participó en la vuelta de la final de la Copa Libertadores en el Santiago Bernabéu. Argentina había depositado gran parte de sus esperanzas en Julián Álvarez y el delantero de River acabó respondiendo tras un inicio dubitativo. De menos a más a lo largo del Sudamericano sub-20, le favoreció pasar a jugar más centrado, por detrás de un delantero fijo como Gaich, tras actuar en la banda derecha en algunos de los primeros encuentros. Futbolista con inteligencia para moverse entre líneas, aprovechó los espacios que le abría la presencia de una referencia muy clara que se ocupaba de los centrales. Creativo en el último toque y con cierto oficio para esconder la pelota cuando el marcador le favorecía, terminó jugando a buen nivel en el Hexagonal Final.

Venezuela ha ganado tres partidos y tan solo perdió ante Brasil / Foto: Marcadorint
Venezuela y Brasil se quedaron sin billete para el próximo Mundial Sub-20 / Foto: Marcadorint

Jordan Rezabala (Ecuador, Independiente del Valle)

Uno de los mayores protagonistas del fútbol ofensivo del campeón. Formó una notable sociedad junto a Gonzalo Plata y Alexander Alvarado en tres cuartos de la selección ecuatoriana, una zona donde el combinado tricolor acumulaba talento a raudales. En ese tridente de futbolistas que escoltaban al delantero Leonardo Campana, Rezabala aportó un punto extra de pausa y creatividad. Mediapunta zurdo de mucha calidad técnica, Rezabala no para de moverse sobre el campo. Le gusta entrar en contacto con la pelota en cada jugada, baja a recibir para ayudar al doble pivote y se junta con el extremo de turno según si la jugada se desarrolla por la izquierda o la derecha. Lleva la pelota pegada a la bota izquierda, gira con muchísima agilidad cuando recibe entre líneas y es creativo para dar el último pase. Uno de los futbolistas más vistosos del Sudamericano sub-20.

Nicolás Schiappacasse (Uruguay, Atlético de Madrid)

El futbolista más determinante del ataque de Uruguay, aunque se trata de un extremo irregular en su rendimiento. Sus picos de brillantez no tienen nada que envidiar en la comparación con cualquier otro futbolista del Sudamericano sub-20, aunque cuando no le salen las cosas desconecta. En varios partidos del campeonato, desbordó con una facilidad pasmosa. Rápido al espacio y desequilibrante en el uno contra uno si arranca en estático, es un futbolista muy difícil de frenar cuando encara. En ocasiones peca de individualista y debe mejorar en la toma de decisiones, pero en los torneos de categorías inferiores es un generador evidente de oportunidades de gol. Jugará cedido en el Parma tras marcar cuatro goles en el Sudamericano sub-20.

Leonardo Campana (Ecuador, Barcelona de Guayaquil)

Con seis goles, Campana se convirtió en el máximo artillero del Sudamericano sub-20. Delantero zurdo con cierta envergadura, juega bien de espaldas y sabe asociarse con los futbolistas que parten desde la segunda línea del ataque ecuatoriano. Es bastante preciso en la combinación, cae bien a bandas y luego tiene técnica para armar remates difíciles. Fue creciendo con el avance del campeonato y destacó en el Hexagonal Final, instancia en la que anotó cuatro de sus seis dianas. Las dos últimas, en el duelo decisivo ante Venezuela que permitió a Ecuador alzar el título.

Otros jugadores destacados:

Porteros: Moisés Ramírez (Ecuador)

Defensas: Diego Palacios (Ecuador), Emerson (Brasil), Vitao (Brasil), Christian Makoun (Venezuela), Carlos Huerto (Perú), Carlos Cuesta (Colombia), Brayan Vera (Colombia), Lucas Alarcón (Chile), Aarón Barquett (Argentina).

Centrocampistas: Samuel Sosa (Venezuela), José Cifuentes (Ecuador), Braian Ojeda (Paraguay), Marcos López (Perú), Gonzalo Maroni (Argentina), Manuel Insaurralde (Argentina), Matías Sepúlveda (Chile).

Delanteros: Gonzalo Plata (Ecuador), Jan Hurtado (Venezuela), Rodrygo (Brasil), Alexander Alvarado (Ecuador), Emiliano Gómez (Uruguay), Pedro de la Vega (Argentina), Adolfo Gaich (Argentina).

Fotografías: MarcadorInt.

Related posts

4 comments

Me sorprende que no este Cuesta, probablemente el mejor jugador de Colombia y el lider de la defensa con menos goles en contra.

En mi propuesta inicial entraban Cuesta y Plata, pero al final hay que acabar consensuando. Muy buen torneo del colombiano, muy de acuerdo.

Respecto al once, no veo a Julián Alvarez con nivel a lo largo del torneo para ocupar un lugar. Demasiado discontinuo, muchas pelotas perdidas, y en ocasiones más enfrascado en protestarle a los árbitros que a dedicarse a jugar. Entre los destacados, difícil también justificar la presencia de Maroni, igual de irregular que el de River. Por el contrario creo que De la Vega podría haber optado a ocupar el lugar de Álvarez, mientras que en lugar de Sosa hubiera incluido a Moreno para no “duplicar” funciones en el centro del campo, ya que si bien reconozco mi especial debilidad por el centrocampista de Newells para incluirlo en el once, es indiscutible lo mucho que mejoró Argentina con él en el campo, teniendo actuaciones de mucho nivel ante Venezuela y Uruguay.

Entre los “otros jugadores destacados” echo en falta a Iván Angulo (Colombia). Dos goles clave para su selección, el que marcó ante Venezuela, uno de los mejores del torneo. Veloz y desequilibrante, en un certamen en el que esas características no sobraron.

Deja un comentario

*