Los cachorros de Dudamel

Venezuela Brasil sub20 Marcadorint

Venezuela es la única selección de la CONMEBOL que jamás ha disputado un Mundial. Aunque está trabajando en la dirección correcta para quitarse de encima esta etiqueta. La selección absoluta ha logrado algunos buenos resultados en la Copa América, como el cuarto puesto de 2011, pero se le suele atragantar un proceso clasificatorio largo, en el que pesa la regularidad a lo largo de varias temporadas. Sin embargo, su notable desarrollo en las categorías inferiores insinúa que está produciendo talento como para dar un salto de calidad a corto y medio plazo. Cada vez compite mejor en los Sudamericanos sub-17 y sub-20 y, de hecho, el combinado vinotinto es la vigente subcampeona del Mundial sub-20. En 2017 alcanzó un éxito sin precedentes en su país, pero ahora cuenta con una nueva generación de futbolistas de 18, 19 y 20 años que sueña con emular lo que lograron sus compatriotas hace año y medio en Corea del Sur. Será difícil igualarlo, pero a tenor de lo visto en el arranque del Sudamericano sub-20 que se está disputando en estos momentos en Chile soñar con acceder al Mundial de Polonia del próximo mes de mayo no es ninguna utopía.

Uno de los artífices del éxito venezolano es Rafael Dudamel, entrenador tanto de la selección absoluta como de la sub-20. Lleva varios años trabajando para la federación, en 2013 llevó al combinado sub-17 al primer Mundial de su historia y en 2017 lideró al equipo que alcanzó la final del mencionado Mundial sub-20 de Corea del Sur. De las tres plantillas de Venezuela que han disputado un Mundial de categorías inferiores, dos las tuteló el propio Dudamel, que luego supervisa el salto de todo el talento del fútbol base a la selección mayor. El proceso es nítido: dar oportunidades a los jugadores jóvenes pronto, curtirles en torneos internacionales que les permitan adquirir experiencia, intentar ganarse la clasificación a los Mundiales de categorías inferiores y exponer a las jugadores de mayor nivel en escaparates que les puedan catapultar a clubes de mayor entidad. Que el futbolista venezolano emigre siendo todavía joven y se termine de formar en países más competitivos debe beneficiar a la selección absoluta a corto, medio y largo plazo.

Rafael Dudamel. Foto: Agencia de Noticias ANDES.
Rafael Dudamel es uno de los artífices del éxito de Venezuela en los torneos de categorías inferiores. Foto: Agencia de Noticias ANDES.

El Sudamericano sub-20 está poniendo de manifiesto, una vez más, el buen trabajo de Venezuela en los campeonatos de categorías inferiores. La Vinotinto terminó la primera fase líder de su grupo, por delante de Brasil, Colombia o el anfitrión, Chile, y ha empezado con buen pie el Hexagonal Final. Ya suma cuatro puntos tras los dos primeros partidos y ha ganado a la Canarinha, a la que derrotó por 2-0 con dos goles de Jan Carlos Hurtado. El delantero venezolano es uno de los jugadores de más potencial de su generación y, además, aprovecha su portentoso físico para marcar diferencias en esta categoría. Su velocidad en carrera, zancada para atacar los espacios y corpulencia para chocar le convierten en un arma que causa estragos entre chicos de su edad. Además, Hurtado atesora experiencia en este grupo de edad: es uno de los tres futbolistas de la generación que ahora compite en el Sudamericano sub-20 que ya acudió al Mundial sub-20 de hace dos años. Entonces Jan Carlos Hurtado participó en cinco encuentros pese a tener tres años menos que la mayoría de compañeros y rivales. Hurtado ya juega en Argentina, en Gimnasia y Esgrima. Los otros dos también juegan fuera de Venezuela. Christian Makoun milita en la Juventus, equipo con el que ha jugado en la Youth League. Samuel Sosa, posiblemente el más talentoso de este grupo de edad vinotinto, fichó por Talleres de Córdoba.

Los últimos partidos del Hexagonal Final nos permitirán disfrutar de Venezuela y especialmente de Samuel Sosa, el jugador fetiche de este grupo para quien les escribe. Sosa ya desempeñó un papel relevante en el pasado Mundial sub-20: entró de refresco en cinco de los partidos del equipo vinotinto y participó en todas las rondas eliminatorias del subcampeón. Incluso marcó dos goles: uno de empujarla ante la modesta selección de Vanuatu en su estreno y otro en el último minuto de la semifinal ante Uruguay. Un golazo de falta directa que mantuvo con vida a su selección y forzó la prórroga. Venezuela se acabó imponiendo en la tanda de penaltis. A Sosa no le tembló el pulso a la hora de ejecutar el segundo lanzamiento de la tanda ante el cuadro charrúa.

El ’10’ de la Vinotinto es un atacante zurdo muy habilidoso, que disfruta con el balón en los pies. Le encanta partir desde el sector derecho para participar por dentro, ofrecerse y romper a la defensa contraria en conducción. Maneja el cuero con la cabeza levantada, oteando el panorama para tomar la mejor decisión, y le pega muy bien al balón. Su remate con la pierna izquierda aúna potencia y colocación, tanto con la pelota corrida como a balón parado. Ya hemos citado el gol de falta directa que le coló a Uruguay en el pasado Mundial sub-20, y en este Sudamericano le metió otro bastante parecido a Brasil en la primera fase del campeonato. Pese a jugar en una banda, normalmente la derecha, se le intuyen condiciones para actuar más centrado en equipos que puedan ordenarse alrededor de un 4-2-3-1 con un mediapunta más definido. Porque Sosa es, ante todo, un jugador creativo que desprende el aura de futbolista distinto de esta generación vinotinto. Si los de Dudamel mantienen el buen tono en los tres partidos restantes, Sosa disfrutará de un segundo escaparate para hacer brillar todo su talento: el Mundial de Polonia. El primer objetivo es terminar entre los cuatro primeros para ir al Mundial. Si sellan el billete con suficiente antelación, quizás hasta se pueden plantear conquistar el título continental. De momento, han sumado cuatro puntos de seis posibles ante Brasil y Uruguay y lideran el Hexagonal Final empatados a puntos con la selección charrúa

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

FICHA DEL JUGADOR
Nombre: Samuel Sosa
Edad: 19 años
Equipo: Talleres
País de nacimiento: Venezuela
Posición: Extremo

Cada lunes, un perfil (o una historia) de un joven talento en edad sub-23.

– 28 de enero: Frenkie de Jong
– 21 de enero: Ritsu Doan
– 14 de enero: Diego Lainez
– 7 de enero: Bryan-Clovis Ngwabije
– 31 de diciembre: Sardar Azmoun
– 24 de diciembre: Bilal Ould-Chikh
– 17 de diciembre: Domingos Quina
– 10 de diciembre: Josh Sargent
– 3 de diciembre: Juan Marcos Foyth
– 26 de noviembre: Sofiane Diop
– 19 de noviembre: Jadon Sancho
– 12 de noviembre: Richarlison
– 5 de noviembre: Daniel Arzani
– 29 de octubre: Serginho
– 22 de octubre: Florent Muslija
– 15 de octubre: Zeki Çelik
– 8 de octubre: Krzysztof Piatek
– 1 de octubre: Ondrej Duda
– 24 de septiembre: Declan Rice
– 17 de septiembre: Angeliño
– 10 de septiembre: Giorgi Chakvetadze
– 3 de septiembre: Myron Boadu
– 27 de agosto: Rúben Dias

Foto de portada: MarcadorInt.

Related posts

2 comments

A favor o en contra de que el seleccionador absoluto y sub20 o sub21 sea el mismo? En este caso parece que va por buen camino.

Depende del caso. En Europa no es posible porque las fases de clasificación para los Europeos (sub17, sub19 o sub21) se disputan a la vez que los partidos de la absoluta. Y cada año hay Europeo sub17 y sub19. Pero en casos en los que se trabaja en ciclos más largos, de dos años, me parece una buena señal al menos en países pequeños que no disfrutan de una enorme cantidad de efectivos. Con 300 futbolistas seleccionables jugando en Europa o Asia quizás no sería posible.

Deja un comentario

*