Liverpool-Chelsea: dos proyectos en momentos antagónicos

Joel Matip of Liverpool celebrates scoring his side’s 2nd goal during the FA Community Shield match at Wembley Stadium, London
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
04/08/2019

El arranque de Premier supuso un baño de realidad para el nuevo proyecto del Chelsea de Frank Lampard. El equipo londinense no empezó mal en su puesta en escena en el estreno en Old Trafford, pero se marchó de Manchester goleado en un encuentro que pudo haber sido muy diferente de haber entrado el disparo de Tammy Abraham que pegó en la madera en los primeros minutos. El remate del canterano blue se marchó fuera y no rebotó hacia dentro, en una metáfora global del debut oficial de la leyenda del Chelsea en el banquillo del club azulado. El dominio de las áreas es una de las tareas pendientes del nuevo Chelsea, que no ha podido acudir al mercado este verano para elevar el nivel de una plantilla renovada a base de futbolistas que han regresado a Londres tras prolíficas cesiones: Zouma en el eje de la defensa -pese a su desafortunada actuación en Old Trafford-, Mason Mount en la mediapunta -brilló bajo las órdenes de Lampard en el Derby County- y el citado Tammy Abraham en punta. Además, claro, de Christian Pulisic, sobre quien recae la dura misión de hacer olvidar a Eden Hazard en una tarea en la que deberá ayudarle Callum Hudson-Odoi cuando se recupere de su grave lesión.

Artículo relacionado: El resumen de lo más destacado de la primera jornada de la Premier

Si el Chelsea se encuentra en fase de construcción antes de la Supercopa de Europa, el Liverpool está absolutamente consolidado. El vigente campeón de la Champions solo ha fichado a un jovencísimo central del Zwolle, Sepp van den Berg y ha reemplazado a Mignolet con Adrián San Miguel, sin contrato este verano. Precisamente el guardameta español será uno de los futbolistas bajo la lupa en Estambul, pues le tocará enfundarse los guantes tras la lesión de Alisson en el estreno en la Premier. Será el único nombre que suene a novedad más allá de la confección del centro del campo, de las dudas respecto a quién debe acompañar a Van Dijk en el corazón de la defensa -Lovren, enfermo, no ha viajado a Turquía- o si Origi puede sentarse de vuelta en el banquillo una vez reincorporado Sadio Mané a la dinámica colectiva tras alcanzar la final de la Copa África a finales de julio. El senegalés ya participó en los últimos minutos de la goleada al Norwich y apunta a titular.

Frank Lampard of Chelsea before the Pre-season friendly match at the Madejski Stadium, Reading Picture by Daniel Murphy/Focus Images Ltd 07432 188161 28/07/2019
Frank Lampard es el nuevo entrenador del Chelsea. Foto: Focus Images Ltd.

El mayor rodaje del Liverpool y la diferencia actual entre el nivel de los dos equipos marca el favoritismo de una final en la que el Chelsea padecerá para superar la primera presión del cuadro red. El equipo de Frank Lampard saltó a Old Trafford con la voluntad de ser protagonista del esférico y llevar la iniciativa, pero sus primeros pases no resultaron siempre fluidos y algunos futbolistas perdieron balones en zonas comprometidas. Ahí el Liverpool puede encontrar un filón si muerde arriba y logra robar en campo contrario, pues incluso con Olivier Giroud en punta el delantero francés difícilmente podrá ganar muchos duelos aéreos ante el imponente Van Dijk en caso que sus compañeros opten por una salida en largo y un juego más directo. La identidad del punta titular en el conjunto londinense es una de las dudas que puede planear en la cabeza de Frank Lampard junto a la opción de que Barkley o Mason Mount dejen su lugar para abrir paso a Christian Pulisic, la incorporación más rutilante de este verano en el Chelsea tras atar su fichaje en el mercado de iniverno. La potencia del estadounidense será un recuerso para escabullirse de la presión red y atacar la espalda de sus laterales, un territorio en ocasiones vulnerable sobre la teoría pero casi inexpugnable a efectos prácticos cuando el Liverpool impone un ritmo frenético.

Por otro lado, el equipo de Jürgen Klopp suele generar un torrente de ocasiones de gol cuando se enfrenta a sistemas defensivos que todavía no son lo suficientemente sólidos. Con los mecanismos heredados de las últimas temporadas, el Liverpool incorpora a sus laterales hacia el campo contario, obliga a los extremos rivales a largos recorridos sin la pelota y carga la zona de remate con muchísimos efectivos. El desborde de Salah y Mané, los movimientos de Firmino a la hora de arrastrar a los defensas y la escasa contundencia mostrada por el Chelsea en el primer test del curso insinúan que a los de Lampard les costará contener todo el arsenal ofensivo del Liverpool si funciona al máximo rendimiento en un duelo en el que Willian y Rüdiger se sentarán en el banquillo -han viajado con el equipo, pero no serán titulares- y en el que N’Golo Kanté es duda por lesión. Si el galo no puede participar, las dificultades blues se multiplicarán en un duelo que siempre sirve para calibrar el punto de partida de dos de los mejores equipos del viejo continente en el primer mes de competición. Bajo la dirección de la árbitra francesa Stéphanie Frappart, el Besiktas Park cortará la cinta de los títulos europeos de la temporada 2019-20.

Apoya los contenidos en MarcadorInt y conviértete en un mecenas del proyecto a través de Patreon. Puedes apuntarte aquí.

Alineaciones probables: Liverpool-Chelsea, miércoles 14 a las 21h

Chelsea vs Liverpool - Football tactics and formations

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*