La excelencia de Cristiano aplaza el debate en Portugal

Cristiano Ronaldo of Portugal during the UEFA Euro 2016 match at Stade Geoffroy-Guichard, Saint-Étienne, France. 
Picture by Paul Chesterton/Focus Images Ltd +44 7904 640267
14/06/2016

Portugal se encuentra en una encrucijada: la extraordinaria campaña de Bernardo Silva en el Manchester City, los peldaños subidos por jóvenes talentos como Rúben Neves y Bruno Fernandes en sus respectivos clubes o la impactante eclosión de Joao Félix en la élite invitan a apostar por un fútbol radicalmente distinto al planteado con regularidad por el pragmático Fernando Santos. Bajo la batuta del actual seleccionador, los lusos alcanzaron la gloria continental en Francia 2016. Se convirtieron en campeones de Europa gracias al orden extremo, la eficiencia defensiva y el desgaste de trabajadores incansables en la medular como Adrien Silva. Aportaciones e individualidades todas ellas elogiables pero difíciles de casar con la nuevas hornada de prodigios portugueses. Hoy el entorno de la Seleçao demanda que sus futbolistas sean protagonistas desde el toque y la posesión, porque la calidad de las piezas nadie la discute. Esa exigencia supone un problema mayúsculo para Santos y su grupo de ayudantes, quienes cimentaron su éxito en plantear los partidos desde la inferioridad. Mientras se busca cómo encajar dos realidades opuestas, la voracidad de Cristiano Ronaldo allana el camino. El triplete anotado por el mejor jugador de la historia del fútbol luso permitió al anfitrión doblegar a una notable Suiza en la primera de las semifinales de la Liga de las Naciones.

Los helvéticos sorprendieron apostando por una defensa compuesta por tres centrales que dificultó los intentos de presión portugueses. Junto a Schär y a Akanji, Ricardo Rodríguez formó en el eje de la cobertura, liberando el carril izquierdo para las idas y venidas del incisivo Zuber. En el perfil opuesto, Mbabu, flamante fichaje del Wolfsburgo, acribilló a Guerreiro, de nuevo uno de los elementos más débiles de la retaguardia. Sorprendentemente, Santos había confiado de inicio en su grupo de jugones. El míster lisboeta reunió en el once a Bruno, Bernardo, Joao Félix y Cristiano y los repartió en un 4-4-2 en rombo tan estimulante como atascado. La nula amplitud de Portugal, capada en las alas y sustentada en las contadas recepciones entre líneas del enganche del City, contrastó con la profundidad suiza por los carriles. Pero la convincente puesta en escena visitante y su palmario dominio territorial no se trasladaron al marcador por la falta de acierto en los últimos metros del benfiquista Seferovic, quien malograría las dos ocasiones más claras del equipo de Petkovic en el primer tiempo. Para amargura de Suiza, Ronaldo no perdonaría: el crack de Madeira pondría en ventaja a los suyos en el 25′ enviando al fondo de la red un libre directo ejecutado desde el balcón del área. Sommer se quedó clavado sobre la línea de gol.

Portugal 3 (Cristiano Ronaldo 25′, 88′, 90′)
Suiza 1 (R. Rodríguez (p) 57′)

Portugal vs Suiza - Football tactics and formations

Granit Xhaka falló el penalti decisivo contra Polonia. Foto: Focus Images Ltd.
Granit Xhaka mandó en la medular de Suiza (Foto: Focus Images Ltd).

El marcador favorecía a los locales, pero podría calificarse de espejismo a tenor de los méritos mostrados por unos y otros en el transcurso del primer periodo. Sobre todo porque la respuesta de Portugal al particular esquema empleado por Suiza no resultó efectiva. Los lusos, de partida instalados en el mencionado 4-4-2, adelantaron la posición de Bernardo para amoldarse a la estructura helvética. En lugar de trabajar defensivamente sobre Granit Xhaka, el mediapunta portugués avanzó 15 metros y apretó a Akanji, modificando el dibujo sin balón de su selección a un 4-3-3. La corrección no resolvió los problemas, en parte porque Suiza logró generar superioridades en el perfil derecho del ataque acumulando futbolistas alrededor de Mbabu (Zakaria, Shaqiri y los arrastres de Seferovic) y también por la falta de automatismos con balón de la vigente campeona de Europa. Cuesta creer que un colectivo tan estimulante viva única y exclusivamente de la improvisación de sus estrellas o proyectos de. Joao Félix, el mejor ejemplo de esta última categoría, vivió aislado en la punta del ataque durante 70 minutos. Su estreno con la absoluta portuguesa resultó descafeinado: aunque se mostró voluntarioso y logró enseñar un par de detalles de su indudable potencial, la producción del debutante supo a poco. De hecho, Santos lo retiraría del terreno de juego durante el segundo tiempo, un cuarto de hora después de que Ricardo Rodríguez anotase el 1-1 desde el punto de penalti al rentabilizar un discutible derribo de Semedo a Zuber rearbitrado por el VAR.

Encallada, a Portugal la sacó del fango Cristiano. Una vez más tendría que aparecer el ‘7’ para liberar de las cadenas a un equipo oprimido y falto de iniciativa. A las puertas del tiempo de descuento, Neves enviaría un pase largo marca de la casa a Bernardo Silva, quien bajó la pelota al piso con mimo antes de apoyarse en Ronaldo. El delantero de la Juventus atacó el cuero con determinación en el área, anticipándose al movimiento de Akanji, y su disparo fusiló a Sommer. Sin tiempo para digerir el 2-1, Suiza encajó el tercero: dos minutos después, otra vez sería Cristiano quien se mediría al central del Dortmund en una contra endiabla de la selección lusa. El capitán recibió el balón en tres cuartos de campo, condujo hasta adentrarse en el área, encontró el hueco suficiente para armar su pierna derecha y, sin miramientos, encajó el esférico en el palo izquierdo de la portería. Dos remates certeros para colocar a Portugal en la gran final de la Liga de las Naciones y maquillar así la discretísima carta de presentación de los lusos ante su público. Suiza, entera hasta el paso del ‘huracán’ Cristiano, no fue inferior a su rival. Simplemente Ronaldo solo hay uno.

Manager Fenando Santos of Portugal during the UEFA Euro 2016 match at Stade Bollaert-Delelis , Lens, France. Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222 25/06/2016 *** UK & IRELAND ONLY *** EXPA-FEI-160626-5183.jpg
Fernando Santos, técnico de Portugal (Foto: Focus Images Ltd).
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

Deja un comentario

*